6.jpg

Hace algo más de dos meses decidimos, con mi viejo, hacer un trekking por las sierras de Córdoba. Es así que aprovechamos el feriado de Semana Santa y salimos rumbo a la naturaleza.

Salimos de Buenos Aires a las 6 de la mañana con las mochilas en el auto y una selección de música rutera: Neil Young, Bob Dylan y demás hicieron el viaje más distendido. En Santa Fe comenzaron los problemas en las rutas que continuaronl resto del viaje. Después de 12 horas de viaje, cortes de ruta por las protestas del campo mediante, llegamos a la entrada del parque.

Ya eran las 19hs y el sol caía entre las sierras cordobesas. Llegamos a la zona de acampe al filo del anochecer, armamos la carpa y preparamos una sopa y un arroz con hongos, exquisito! Después a dormir.

Nos despertamos a las 7 y amanecimos con un día radiante. Desayunamos, prepaamos las mochilas y comenzamos a caminar la picada que nos llevaría al siguiente campamento. Fue una experiencia hermosa con mi padre adentrarnos en el parque, pastizales que se extendían entre las sierras.

b.jpg

a.jpg

Después de hora y media llegamos al lugar de acampe. Tuvimos que luchar con la carpa que estaba medio viejita y por fin nos pusimos a almorzar una rica picada con queso, salame y paté.

1.jpg

Luego preparamos una pequeña mochila y nos dirijimos a la quebrada, un lugar increíble. Tuvimos un descenso super pronunciado y llegamos a un cajón con piletas donde descansamos y tomamos sol. Tuvimos la oportunidad de hablar de todo, como padre e hijo. Y después, LA subida… Uuuufffffff.

2.jpg

Dejé a mi padre en el campamento y me fuí al balcón norte praa avistar algunos cóndores. Esta quebrada es utilizada por los cóndores para enseñarles a los más jóvenes a volar. Son unas bestias maravillosas…

3.jpg

Volví al atardecer al campamento y cenamos con una luna enorme y amarilla cuidandonos desde el horizonte. Café, chocolate y a dormir!!!!

4.jpg

5.jpg

A mitad de la noche nos sorprendió una tormenta fortísima, pero afortunadamente la carpa se la bancó. Ya de día salimos a ver la situación y nos encontramos en medio de una nube densísima. Por tanto nos quedamos la mañana encerrados en la carpa a la espra de que mejore. Como el tiempo seguía horrible, pero sin llover decidimos levantar campamento y volver a la entrada del parque.

De allí tomamos nuevamente el auto y manejamos hasta Mina Clavero donde pasamos la noche. Ducha de agua calienta, cena con chivito y colchones mullidos fueron la gratificación para dos días de carpa.

Al día siguiente emprendimos nuestro regreso por la ruta de altas cumbres: bellísimo. Podíamos ver el manto de nubes que todavía descansaba sobre el valle y las poblaciones ahí abajo.

7.jpg

Tuvimos un viaje largo de vuelta pero con el espíritu lleno de haber compartido una experiencia paterno filial maravillosa!!!!!

Pueden ver el resto de las fotos en facebook!!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s