El David

Increíble, fue el encuentro que tuvimos con Salvatore y Giuseppe la noche del lunes en Campo di Fiore. Alrededor de la plaza se apiñan los barcitos y los restauranes y en uno de ellos nos acomodamos y dejamos que la conversación nos lleve a lugares insospecharealizado, Calcio, Mafia, El Vaticano y dos: Ruinas de Roma, Referendum recientemente realizado, Berlusconi, la moda y la Mafia. Nos despedidmos con una sensación de felicidad y alegría y partimos hacia nuestro hotel.

Con Salvatore y Giuseppe

El martes fue duro, matador. Tres horas de sueño y salimos para Termini para abordar el tren que nos llevaría a Florencia. Llegamos al hotel a las 8 de la mañana para encontrar que el check in lo tendríamos recién a las 2 de la tarde. Con un cansancio tremendo salimos a explorar la ciudad y realmente es algo bellísimo: La ciudad respira arte, por donde se la mire, estatuas, pinturas. Llegamos al Duomo que es la catedral principal y una construcccion inverosimil de verdes y blancos y profundamente intrincado. El Ponte Vechio, unico sobreviviente de una época de Guilds medievales, nos recuerda en cada momento los fundamentos medievales de Florencia.

Paseamos por el Palazzo Pity y a las 2 de la tarde aterrizamos en el hotel totalmente rendidos listos para tomar fuerzas. A la vuelta de la siesta trepamos a la Piazza Michelangelo, un mirador en una colina que deja ver la totalidad de la ciudad desde otra perspectiva. Un atardecer delicioso nos regaló la vista en distancia de los techos anaranjados y las maravillas florentinas sobresaliendo de los barrios medievales.

El día siguiente nos dimos un fuerte baño de arte en la Galería Degli Uffizzi, corazón del arte renacentista del siglo 15. Pudimos contemplar el aura de maravillas pictóricas como “El nacimiento de Venus” de Boticcelli o “La anunciación” de Miguel Angel.

Por la tarde decidimos huir del bullicio y la marea turistica y fuimos a recorrer la Toscana a un pueblito entre viñedos llamado Greve in Chianti. Cerquita de ahí, a unos pocos kilometros, se encuentra Montefiorino, un pueblo minusculo, de solo 200 habitantes. El pueblo consiste en una callecita empedrada que da vuelta a la iglesia y listo, finito, nada más. Una belleza de paz y tranquilidad.

Hoy estamos saliendo para Venezia. Les contamos luego!!!

2 thoughts on “Florencia, ciudad de las artes

  1. que lindo es Florencia, estuve ahi la primer semana de Junio visitando a mi hermano, especialmente lindo porque el vive alli.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s